Semanario de Oraciones del Apostolado de los Sagrados
Corazones Unidos de Jesús y de María

Oraciones y Consagraciones Diarias

Primer Viernes de Mes

Viernes Santo

Evangelio

Para orar antes del Evangelio.

Jaculatoria (Dictada por Dios Padre el 21 de Julio de 2016). 
 
Amado Padre que el Reino de la Palabra de Dios, venga pronto a nuestros corazones.
 
María, Reina del Reino de la Palabra de Dios. Ruega por Nosotros. Amén.

Consagraciones Diarias

Oraciones y Consagraciones diarias para los Apóstoles de los Últimos Tiempos

Oraciones de Consagración para Primeros Viernes y Primeros Sábados

Exhortación a todo el Apostolado

“Cada primer viernes, de cada mes: Confesarse, ayunar, recibir la Sagrada Comunión, en reparación por los pecados del mundo, acompañar a Jesús en el Santísimo Sacramento, y realizar una obra de caridad, para que su Corazón sea consolado de tantas ofensas”.

Rosario de la Corredención

Santo Rosario de la Corredención con los Misterios Dolorosos

Coronilla de Reparación a la Santísima Trinidad

Exhortación a todo el Apostolado

Apóstoles de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María, hoy Viernes; oramos fervorosos la: Coronilla de Reparación a la Santísima Trinidad.

Abrimos nuestros corazones al Llamado de Amor y Conversión que nos sea entregado desde el Aposento y Jardín de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María

Devoción de las Siete Palabras del Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús.

Siete Palabras de rescate, tiempos de rescatar almas. Siete semillas que caen, una tras otra, del árbol de la Cruz Gloriosa, que pueden germinar en la tierra de tu ser y que pueden florecer en el corazón de cada uno para mejorar esta tierra.

Siete Palabras del Maestro desde el mejor púlpito, el de la Cruz Gloriosa, para la nueva, última y Gran Evangelización y Siete Llamados que nos harán entrar en la nueva creación.

 

Siete palabras que revelan la identidad de la única Palabra: el Verbo Encarnado, Jesús Hombre y Dios. No son palabras improvisadas ni fragmentos, tienen unidad y reflejan una vida entregada.

 

Por eso, con los ojos fijos en el Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús Crucificado, como el Corazón Doloroso e Inmaculado de la Santa Mamá que estaba atenta a las Palabras Últimas de su Hijo Agonizante, y con el corazón sediento de Jesús, como Él lo está de nosotros, miremos al Varón de Dolores que tiene la puerta abierta por la llave de los clavos.

 

Meditemos en el Grito de Amor que el Sagrado Corazón Eucarístico de Jesús, dirigió al Padre Tierno y Misericordioso por nuestra salvación.

 

Fiat

VIA CRUCIS DE LOS SAGRADOS CORAZONES UNIDOS DE JESÚS Y DE MARÍA

Meditación Inicial

23 marzo 2015

 

Llamado de Amor y Conversión del Corazón Doloroso e Inmaculado de María

Nazcan del Agua y del Espíritu

 

Les invito a la oración, al ayuno y a la conversión. Abran de par en par sus corazones, para que mi Hijo Jesús pueda reinar en sus vidas. Es necesario que todos nazcan del Agua y del Espíritu Santo para que puedan creer en mis Mensajes y en mi Presencia de Madre en este lugar, junto a ustedes, en oración, sacrificio y penitencia. Yo deseo que todos y cada uno de ustedes se conviertan de verdad.

Cruzada de Oración Contra la Pandemia de COVID-19

1.- Orar Acróstico Saludable Remedio contra la Peste (3:00pm hora local)

 Cruz de Cristo, sálvame.
Z. El celo de tu casa me libre,
 La Cruz vence, la Cruz reina, la Cruz impera. Por la señal de la Cruz, líbrame, Señor, de la peste.
D. Dios, Dios mío, aparta de mí y de este lugar la peste, y líbrame.
I. En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu, mi corazón y mi cuerpo.
A. Antes de existir el cielo y la tierra existía Dios y Dios es poderoso para librarme de esta peste.
 La Cruz de Cristo es poderosa para expulsar la plaga de este lugar y de mi cuerpo.
B. Bueno es experimentar el socorro de Dios, en silencio, para que aparte de mí, la peste.
I. Inclinaré mi corazón a acatar tus mandamientos, y no seré confundido, porque te invoqué.
Z. Me armé de celo contra los pecadores, viendo su parsimonia, y esperé en Ti.
 La Cruz de Cristo ahuyenta los demonios, el aire corruptible y la peste.
S. Yo soy tu salud, dice el Señor, clama a Mí y te oiré y te libraré de esta peste.
A. Un abismo llama a otro abismo, y tu Voz expelió los demonios, líbrame de esta peste.
B. Bienaventurado el que espera en el Señor y no oye las doctrinas vanas y falsas.
 La Cruz de Cristo, que antes era señal de oprobio y contumelia, y ahora lo es de nobleza y gloria, me sea de salvación, y aparte de este lugar al demonio, al aire corrupto y a la peste de mi cuerpo.
Z. El celo de la honra a Dios me convierta antes que muera.
 ¡Oh, Señal de la Cruz! Libra de la peste al pueblo de Dios y a aquellos que confían en Él.
H. ¿Es esto, lo que das al Señor, pueblo loco? Dale tus votos, ofrécele un sacrificio de alabanza, confía en Él, que es poderoso para librar a este lugar y a mí, de esta peste, porque los que confían en Él, no serán confundidos.
G. Péguese mi lengua a la garganta y mis fauces, si no te bendijese. Libra a los que esperan en Ti, en Ti confío, líbrame Dios de esta peste, a mí y a este lugar, en el cual se invoca tu Santo Nombre.
F. Se cubrió la tierra de tinieblas en tu muerte, Señor; Dios mío, acabe y quede confundido el poder del demonio porque Tú, ¡Oh! Hijo de Dios vivo, viniste a destruir las obras del demonio; aparta, con tu poder, de este lugar y de mí, tu siervo, esta plaga; descienda la corrupción a las tinieblas exteriores.
 Cruz de Cristo defiéndenos y aparta de este lugar la peste. Señor, libra a tu siervo de esta peste, porque eres benigno y misericordioso, de mucha misericordia y verdadero.
B. Bienaventurado aquel que no da su atención a las doctrinas vanas y falsas. El Señor me librará del día malo; en Ti espero, líbrame de esta peste.
F. Dios se ha hecho mi refugio. Porque he esperado en Ti, líbrame de esta plaga.
R. ¡Miren por Mí, Señor Adonay! *. Desde el trono de Tu Santa Majestad compadécete de mí y por tu misericordia, líbrame de esta peste.
S. Tu eres mi salvación; sáname y seré sano, sálvame y seré salvo.

* palabra hebrea que significa Dios y Señor de todo.

2.- 10 Ave María de los Últimos Tiempos

Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor está Contigo. Bendita Tú eres, entre todas las mujeres, y Bendito es el Fruto de tu Vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, Corredentora de las almas, ruega por nosotros pecadores, y derrama el efecto de Gracia de tu Llama de Amor, de tu Doloroso e Inmaculado Corazón sobre toda la humanidad, ahora, y en la hora de nuestra muerte. Amén.

3. Repetir las dos jaculatorias que se encuentran a cada lado de la Cruz a través del día

(personalmente, poner la alarma del reloj cada hora o cada 3,6,12 horas)

Santo Dios,
Santo Fuerte,
Santo Inmortal
Líbranos Señor de la peste (Covid-19) y todo mal

Por tus llagas.
Por tu Cruz,
Líbranos de la peste (Covid-19),
Divino Jesús.

Viva Jesús, Viva María

Descarga la imagen con la oración completa en alta resolución para imprimir
Semanario De Oraciones Del Apostolado De Los Sagrados Corazones Unidos De Jesús Y De María