Semanario de Oraciones del Apostolado de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María

Consagración al Casto y Amante Corazón de San José

EVANGELIO

Para orar antes del Evangelio.

Jaculatoria (Dictada por Dios Padre el 21 de Julio de 2016). 
 
Amado Padre que el Reino de la Palabra de Dios, venga pronto a nuestros corazones.
 
María, Reina del Reino de la Palabra de Dios. Ruega por Nosotros. Amén.

Cenáculo de San Jose.

Exhortación a todo el Apostolado

Apóstoles de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María, hoy Miércoles oramos fervorosos el:

Cenáculo del Casto y Amante Corazón de San José

y las siete intenciones de Reparación que ha revelado su Castisimo Corazón. 

Abrimos nuestros corazones al Llamado de Amor y Conversión que nos sea entregado desde el Aposento y Jardín de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María   

Llamado de Amor y Conversión del Casto y Amante Corazón de San José

Marzo 1, 2015 – Llamado de Amor y Conversión del Casto y Amante Corazón de San José

 

La Obra encierra el misterio de nuestro Triunfo.

Querido hijo, vengo a tu alma a expresarte las Palabras del Señor. La Obra que el Señor quiere realizar a través de ti, es la Obra de los Sagrados Corazones Unidos. Es la Obra de Amor que hacen nuestros Corazones, intercediendo por las almas. Esta Obra encierra el misterio de nuestro Triunfo y nuestro Reinado.

Cuando nuestros Corazones reinen saldrán los verdaderos apóstoles de Cristo. Apóstoles encendidos en el Fuego del Amor Divino. Fuego de un nuevo Pentecostés.

Nuestros Sagrados Corazones Unidos brillarán para todas las almas que desean ser conducidas nuevamente a la Casa del Padre. Casa del Padre, que en la tierra, es la Iglesia, y que será nuevamente ordenada, limpiada y glorificada como Esposa digna del Cordero.

Mientras tanto te pido, mi Manuelito, azucena de mi Amante y Casto Corazón, que seas fiel apóstol de estos tiempos.

Verás los frutos abundantes de nuestra Obra. Nuestra Obra consiste en suscitar en la Iglesia un verdadero espíritu apostólico, una verdadera familia de Dios unida en la fe y la caridad en la Iglesia Universal, de la cual soy protector.

Rezad a mi Castísimo y Amante Corazón para que el Señor envíe pastores que protejan la fe, la devoción, y susciten un verdadero carisma apostólico y unificador, que Mi Amado Hijo adoptivo, Jesucristo, quiso establecer en el mundo. Una Iglesia, una familia, un arbusto que dará bastantes frutos.

Te amo y te bendigo, mi pequeño. 

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. 

Ave María Purísima, sin pecado concebida.