Semanario de Oraciones del Apostolado de los Sagrados
Corazones Unidos de Jesús y de María

Consagración al Casto y Amante Corazón de San José

EVANGELIO

Para orar antes del Evangelio.

Jaculatoria (Dictada por Dios Padre el 21 de Julio de 2016). 
 
Amado Padre que el Reino de la Palabra de Dios, venga pronto a nuestros corazones.
 
María, Reina del Reino de la Palabra de Dios. Ruega por Nosotros. Amén.

Cenáculo de San Jose.

Exhortación a todo el Apostolado

Apóstoles de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María, hoy oramos fervorosos el:

Cenáculo del Casto y Amante Corazón de San José.   

Llamado de Amor y Conversión del Casto y Amante Corazón de San José

18 mayo 2016 – Llamado de Amor y Conversión del Casto y Amante
Corazón de San José

Queridos hijos de María, invoquen al Espíritu Santo cada día en sus
oraciones y que, a través del Inmaculado Corazón de María, el Espíritu
Santo derrame sobre sus pequeños corazones la Unción Celestial, que pasa
a través de las Manos de María y para que esa Unción les haga siervos
fieles del Inmaculado Corazón de la Reina del Cielo, como el Espíritu Santo
lo hizo también conmigo, en Nazaret.
Queridos hijos, mi Hijo adoptivo, Jesucristo, quiere que ustedes vean en mi
Casto y Amante Corazón un ejemplo de vida interior, de silencio, y de
contemplación. Hijitos, para que vuestra vida espiritual sea una incesante
vida de oración, los apóstoles de los últimos tiempos tienen que llevar una
vida de oración. Con sus oraciones destruyan las obras de Satanás y sean
fuertes contra el Enemigo de Jesucristo y de su Iglesia, para que no caigan
en sus trampas.
Hijos míos, recuerden que soy el Santo del Silencio. Vivan la vida interior
del espíritu que se abandona totalmente a la Divina Voluntad y al Espíritu
Santo. Hijos, intercedan y oren por la paz, que está amenazada. Los
enemigos, los Herodes, avanzan pretendiendo quitar toda fe en la tierra,
todo amor a María, y toda adoración al Santísimo Sacramento del Altar.
Sean perseverantes y fieles y Yo caminaré delante del Ejército Mariano en
este Éxodo de los corazones. Hijos, no desconfíen, ni se desesperen por las
cosas del mundo, sólo oren, oren, y oren mucho.
Les amo y les bendigo.
En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.