Semanario de Oraciones del Apostolado de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María

Consagración al Casto y Amante Corazón de San José

EVANGELIO

Para orar antes del Evangelio.

Jaculatoria (Dictada por Dios Padre el 21 de Julio de 2016). 
 
Amado Padre que el Reino de la Palabra de Dios, venga pronto a nuestros corazones.
 
María, Reina del Reino de la Palabra de Dios. Ruega por Nosotros. Amén.

Cenáculo de San Jose.

Exhortación a todo el Apostolado

Apóstoles de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María, hoy Miércoles oramos fervorosos el:

Cenáculo del Casto y Amante Corazón de San José

y las siete intenciones de Reparación que ha revelado su Castisimo Corazón. 

Abrimos nuestros corazones al Llamado de Amor y Conversión que nos sea entregado desde el Aposento y Jardín de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María   

Llamado de Amor y Conversión del Casto y Amante Corazón de San José

Agosto 19, 2015 – Llamado de Amor y de Conversión del Amante y Casto Corazón de San José Camino de la infancia espiritual

Mis queridos niños, hoy les muestro un camino, el camino de la infancia espiritual. Para poder entrar en este camino es necesario hacerse como niños, para que puedan entrar al Reino, el Reino del Espíritu Santo que ya reina desde la Cruz de Jesús.

Los Dos Corazones de Jesús y de María son las puertas para entrar a ese Reino, para que, a través de su consagración a Ellos, puedan conocer más al Padre; y en este tiempo, entregarse como víctimas reparadoras para la
salvación de las almas, la conversión del mundo y la paz en los corazones.

Queridos hijos, guarden estas palabras en sus corazones, sobre todo ¡vívanlas!, porque si el Señor les está concediendo estas Gracias es para que las valoren, las cuiden y despierten, para que se den cuenta de vuestra responsabilidad, de vuestro Llamado a sentir y servir a los Corazones Unidos de Jesús y María en estos Últimos Tiempos. Pidan siempre al Espíritu Santo que los despierte para que vean la Voluntad de Amor de Dios
Padre.
Les bendigo.

En el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Ave María Purísima, sin pecado concebida.