Semanario de Oraciones del Apostolado de los Sagrados
Corazones Unidos de Jesús y de María

Consagración al Casto y Amante Corazón de San José

EVANGELIO

Para orar antes del Evangelio.

Jaculatoria (Dictada por Dios Padre el 21 de Julio de 2016). 
 
Amado Padre que el Reino de la Palabra de Dios, venga pronto a nuestros corazones.
 
María, Reina del Reino de la Palabra de Dios. Ruega por Nosotros. Amén.

Cenáculo de San Jose.

Exhortación a todo el Apostolado

Apóstoles de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María, hoy oramos fervorosos el:

Cenáculo del Casto y Amante Corazón de San José.   

Llamado de Amor y Conversión del Casto y Amante Corazón de San José

18 noviembre 2015 – Llamado de Amor y Conversión del Casto y
Amante Corazón de San José

Queridos hijos, el Llamado del Señor a la conversión se hace desde el Evangelio, desde las profecías. Las profecías son para anunciar, para proclamar, para advertir, porque el Señor nunca dejará a su pueblo sin orientación ni ayuda.

Mi Corazón Casto y Amante es su protector y custodio. Protejo a los que sirven en el Ejército de María. Protejo a los que aman al Sagrado Corazón de Jesús. Por eso, les invito: que su amor sea encarnado y decidido. ‘Sí’ cuando es ‘Sí’; ‘No’ cuando es ‘No’.  

No compartan con el mundo su corazón, porque son de Dios, en vida y en muerte serán de Dios. Pero, si su corazón no recoge con el Sembrador la Divina Cosecha entonces no están de parte del Enviado. Por eso, queridos hijos, el Enviado es Jesucristo, la Cosecha son las almas y, para trabajar con Él, deben ser decididos, valientes, prestos para crecer en santidad, en amor, en rectitud. 

¡Que el Espíritu Santo les ayude a tener un sólo corazón decidido por Jesús y el Evangelio! Así como lo hizo en mí, me formó y me hizo capaz de entregar mi vida a Jesús y de Consagrarme sin miedo al Inmaculado Corazón de María. 

El Sagrado Corazón de Jesús Reinará. María trae ese Triunfo y Yo lo protejo. El Sagrado Corazón de Jesús, Rey del Universo, extenderá en el mundo el Reino del Fiat, y vivirán constantes en esa Divina Voluntad, después de la Purificación de las Almas.


Les amo y les bendigo. El Ejército Mariano cuenta con mi intercesión y la de San Miguel Arcángel. Bendigo el aceite de los lirios: bálsamo de sanación para las nuevas enfermedades que atacarán a los hombres.


En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.